El objetivo de este post es introducirnos en el universo de los Medios -de Comunicación- Sociales o Social Media y las Redes Sociales. Y como lo primero es lo primero, definiremos estos conceptos, que a veces se confunden entre sí. Y es que Social Media y Redes Sociales no son lo mismo: aunque las segundas forman parte de los primeros.

Partimos de la Web 2.0, cuya característica es que los usuarios han dejado de ser meros observadores para convertirse en miembros activos, que generan y comparten contenidos. En este contexto, todo gira en torno al usuario. Los Medios Sociales son un conjunto de herramientas que facilitan la participación de los usuarios, agrupados en comunidades.

La comunicación tradicional no funciona en este entorno en que el monólogo (comunicación unidireccional) se ha sustituido por el diálogo. No se trata de que empecemos a publicar contenidos en diferentes plataformas, sino de que fomentemos la conversación y de que creemos un espacio donde prime el intercambio y el diálogo o, mejor dicho, la conversación. Un espacio en que el usuario sea la estrella o el centro de todo.

Al fin y al cabo el usuario es lo más importante, ¿no? Hay que saber dónde está, a qué horas está, qué le gusta, qué le emociona, etc. para aportarle un contenido que haga que se interese por nosotros, ya sea por el valor que transmitimos o por la utilidad que le aportamos (en el caso del contenido cultural esta parte nos resultará relativamente fácil). Este trabajo lo desarrolla el Gestor de Comunidades o Community Manager, pero dejemos este asunto para el otro post.

A continuación nos centraremos en algunas de las principales aplicaciones de los Medios Sociales:

Blogs y Microblogs (o Nanoblogs), son una bitácora en la que uno o varios autores publican periódicamente artículos de opinión, guías, consejos… sobre temáticas diversas. La diferencia entre uno y otro es que los segundos tienen limitación espacial por número de caracteres, que suele ser de 140, por ejemplo Twitter. Ambos admiten conversaciones gracias a los comentarios de los lectores.

Redes Sociales, que no son más que un grupo de personas con intereses comunes que se conectan entre sí en un espacio virtual para intercambiar contenidos (noticias, fotografías, recetas de cocina, lecturas…), interactuar y crear conversaciones alrededor de los mismos; en definitiva, para construir relaciones.

Servicios de compartición multimedia de imágenes (como Pinterest, Instagram , Flickr…), vídeos (como YouTube, Vimeo, Vine…), música (como Spotify, iTunes…), etc.

Foros en línea, que funcionan como un tablón de anuncios donde se intercambian opiniones o información sobre algún tema.

Marcadores sociales, como Delicious o StumbleUpon, donde los usuarios almacenan, clasifican y comparten enlaces de Internet en listas, que pueden ser públicas o privadas.

Y es que no solo de Facebook o Twitter se alimentan nuestros usuarios.

 

Imagen de www.fangdigital.com