¿Has oído muchas veces la importancia que tiene hacer una escucha activa en internet y no sabes exactamente para qué sirve o cómo hacerlo? Pues aquí tienes motivos y pautas para escuchar lo que dicen por ahí, más bien por las redes sociales, blogs, foros y demás medios sociales, donde los usuarios, marcas, empresas o instituciones pueden expresar sus opiniones, sentimientos, compartir experiencias, etc.

Pero, ojo, no es lo mismo oír que escuchar. Oír es, según el DRAE, percibir con el oído los sonidos, mientras que escuchar, atendiendo a la misma fuente, es prestar atención a lo que se oye. En internet hay que ir más allá y hacer una escucha activa, algo parecido a escuchar con la mente o escuchar inteligentemente.

Y esto se hace monitorizando internet. Hay que investigar en la red para extraer lo que nos interesa saber antes de lanzarnos a los medios sociales y abrirnos perfiles a lo loco. Y este proceso hay que realizarlo constantemente para saber si estamos haciendo bien (o no) nuestro trabajo de comunicación (conversación) online.

Aquí os dejo algunas razones para hacer una escucha activa en internet:

  • Saber qué dicen de ti los usuarios de internet, o de tu marca, de tus productos o proyectos, de tu institución, de tu asociación… esto es conocer tu reputación online.
  • Conocer a tu competencia. Saber dónde está, qué hace, cómo se desenvuelve…
  • Conocer mejor a los usuarios de internet que quieres que se unan a tu causa y se vuelvan tus fans, no ya para adaptar tu estilo a ellos, sino para saber dónde encontrarlos y qué tienes tú que les pueda interesar, conocer sus gustos o necesidades.
  • Detectar influencers o personas que puedan recomendar tu trabajo, tus proyectos, tu oferta cultural…
  • Estar al día de tendencias y novedades, nuevos proyectos, plataformas, etc. que te interesen a ti o a tu comunidad.
  • Enterarte de posibilidades de “negocio”, encontrar potenciales clientes, usurios, visitantes, promotores… es más, puedes detectar lagunas y aportar un elemento diferencial.
  • Prevenir posibles crisis de reputación y poder actuar antes de que sea demasiado tarde.

Con todos estos datos, deberíamos elaborar un informe que recoja los resultados, realizar un análisis profundo y una propuesta de actuaciones (de mejora normalmente) en base a las conclusiones que obtengamos.

Y he aquí algunas herramientas gratuitas muy útiles para escuchar en internet:

  • Google Alerts, para rastrear palabras clave, donde especificas los parámetros de búsqueda para recibir un e-mail con un resumen de todo lo que se publicó en Internet con esa palabra clave.
  • Addictomatic, para estar al tanto de las conversaciones, fotos, vídeos, artículos, etc. que mencionan a una marca, empresa o proyecto. Permite guardar los parámetros de búsqueda.
  • SocialMention, busca y analiza en tiempo real la influencia de marcas, empresas, proyectos… y permite crear alertas. Mide la influencia teniendo en cuenta el número de menciones, el tipo de comentarios, la cantidad de comentarios que provienen del mismo usuario y la influencia.
  • Tweetdeck, herramienta para monitorizarnos a nosotros, los usuarios influyentes de nuestro sector o a nuestra competencia en Twitter.
  • Ice Rocket, es un motor de búsqueda para blogs, pero permite también rastrear otras RRSS. Otra buena idea es suscribirte a las newsletters de blogs que te interesan para estar al tanto de sus novedades y publicaciones.
  • BoardReader, un motor de búsqueda para foros de Internet.
  • Technorati, un directorio de blogs, que permite realizar la búsqueda por categorías.

Estas son algunas de las herramientas que nos ayudan a la hora de llevar a cabo una escucha activa, pero existen muchas más. Lógicamente las más completas suelen ser de pago, así que, como siempre en este mundillo, tienes que valorar a quién quieres espiar, de qué quieres estar más al tanto y cuánto quieres afinar en las escuchas, para escoger una herramienta u otra. Otro consejo es no utilizar muchas, porque puedes perderte en un mar de datos que no te sirvan para nada, así que define muy bien qué te interesa escuchar.

Te animo a que dejes de oír y empieces a escuchar y si ya lo haces, me quito el sombrero porque es una tarea bastante tediosilla y espero que nos cuentes cómo lo haces, qué herramientas utilizas y todo lo que quieras compartir para que podamos aprender entre tod@s.