Si tienes un proyecto cultural o artístico o eres responsable de una institución cultural, seguramente habrás considerado tener presencia en medios sociales. O quizá ya la tienes. Y seguramente habrás pensado que, al igual que tu proyecto cultural, tu presencia digital ha de tener objetivos claros, una definición de contenidos, un público al que van a ir dirigidos tus contenidos, un calendario de acción, unos parámetros de evaluación, etc.

En este blog ya hemos aconsejado en varias ocasiones que no hay que estar en internet por estar y que no hay que lanzarse al mundo digital sin haber meditado, al menos un poco, cuál va a ser nuestra estrategia digital.

Esta es una mini guía para comenzar una estrategia digital, partiendo de unas preguntas clave que debes responderte:

1. ¿Qué vendes?

Tienes de partir de la base de quién eres y qué haces o qué vendes, ya seas un museo, tengas un grupo de música, una compañía de teatro o de danza, una librería, seas un artesano, un centro cultural o una sala de conciertos.

2. ¿Cuáles son tus objetivos en social media?

Tienes que traducir los objetivos generales de tu proyecto en objetivos en social media. Han de ser cuantificables y deben servir para evaluar el funcionamiento de tu estrategia digital.
Plantéate objetivos del tipo S.M.A.R.T., acrónimo inglés que define los objetivos como específicos, medibles, alcanzables, realistas y definidos en el tiempo. Y no olvides que los resultados en medios sociales son a largo plazo.
Ejemplos de objetivos podrían ser “publicar cuatro post a la semana en Facebook”, “conseguir tantos me gusta semanales en mis post de Facebook”, “conseguir tantas suscripciones semanales a mi newsletter”, etc.

3. ¿Qué hacen los demás en internet?

Cuando tengas claro quién eres, dónde estás y dónde quieres llegar, tienes que indagar en internet para conocer tu propia reputación online, conocer a tu competencia, conocer mejor a tu público potencial, detectar influencers o personas que puedan recomendarte, estar al día de tendencias y novedades, etc.
Puedes leer más sobre el tema en este artículo: 7 razones y 7 herramientas de escucha activa en internet.

4. ¿Dónde está tu comunidad?

Ahora llega el momento de pensar quiénes son tus clientes, usuarios o público objetivo, en qué redes sociales están y cómo te vas a dirigir a ellos. De este modo sabrás en qué redes o canales sociales te interesa estar. Dejando de lado las archiconocidas Twitter, Facebook, YouTube… tienes multitud de redes sociales verticales que, dependiendo de tu sector, quizás te sean interesantes. Si eres artista plástico, por ejemplo, quizás te interese echar un ojo a este artículo, donde he compilado algunas redes sociales verticales para artistas.

5. ¿Cómo vas a dirigirte a tu comunidad?

Bien, ya tienes claro dónde y con quién vas a “hablar” en las redes sociales, ahora piensa cómo vas a “hablar” en función de tu futura comunidad. Debes definir unas pautas o un protocolo estableciendo el tono en que te vas a dirigir, si vas a ser más o menos serio, si vas a hablar en primera persona o no, si vas a ser más cercano, etc. Punto importante si son varias personas las que gestionan las redes sociales de tu proyecto.

6. ¿Qué vas a contar a tu comunidad?

Has de definir un plan de contenidos, teniendo en cuenta que no deberías hablar solamente de ti, de tus productos, de tus proyectos, etc. porque acabas cansando a tus fans y que has de aportar otros contenidos interesantes, vinculados a tu producto, temática o sector.

7. ¿Cuándo vas a “hablar” con tu comunidad?

Facilita mucho la vida establecer un calendario en el que definas temporalmente los contenidos a compartir, prefijando de antemano hitos importantes en tu proyecto o institución, teniendo en cuenta festividades especiales, inauguraciones, etc. En esta parte has de definir, además del día en que vas a publicar determinado contenido, en qué red social lo vas a compartir.

Ahora que has definido tu estrategia en social media ya puedes lanzarte en diferentes canales sociales. Crea perfiles con una imagen similar, con un aspecto cuidado y, mejor, si tiene un toque “corporativo”. Y ten en cuenta siempre medir y evaluar resultados en función de tus objetivos (esto lo dejamos para el siguiente post).

Y tú, ¿te habías planteado estas cuestiones previas al lanzamiento de tu estrategia digital?, ¿qué otras cosas tienes en cuenta?.